Blindspot: Una Nikita adicta a la tinta.

El otro día descubrí la serie Blindspot. Como soy una burguesa con tele por cable descubrir series nuevas resulta una tarea notablemente más confortable que cuando lo hacía con los precarios métodos que ofrecía la camaradería y  generosidad internauta.

Cada vez resulta más evidente que la creatividad, lo novedoso, y las ideas que orgullosamente se elevan sobre la mediocridad han muerto:  Blindspot es un refrito de Nikita y Michael Scofield  al que hay que sumarle todos los clichés y prejuicios de todas las series y películas de acción que os podáis imaginar.  Un súper héroe (heroína en este caso) huérfano de memoria, pero  con unas habilidades y capacidades profesionales (intelectuales y físicas) propia de la elite. Pero en fin, mientras que la serie de Michael Scofield nunca consiguió engancharme, al personaje de Nikita le tengo un cariño especial: no al original de Luc Besson, que psss, pero si a aquella serie canadiense llamada La Femme Nikita, en la que una altísima,(¿todas tienen que ser tan altas?)  súper agente con un letal(sentido de la moda), interpretada por Peta Wilson,  se enfrentaba semana a semana a una conspiración mundial como asesina a sueldo (y obligada a la fuerza) por medio de una secretísima agencia y donde también (oh, los agentes más letales también tienen su corazón) conoce al amor  de la mano de  Michael,  su mentor, entrenador en la agencia y amante, provisto de una cara ligeramente de hombre de las cavernas  ancestral. Y personalmente me resultaba monisimo en aquella época.

Peta-Zetas-1

No amigos,  no es la protagonista de La Femme Nikita.

Y eso es lo que  (visto el capitulo piloto) viene a ser Blindspot.  Una vuelta de tuerca al personaje de Nikita y al mito del súper soldado (Bourne, James Bond…Alias):

Una bolsa (de un tamaño que es el terror de cualquier viajero de Rayan Air),  aparece en pleno Nueva York.  Dentro,  una zagala desnuda con el cuerpo  completamente tatuado (y en la espalda el nombre de un agente del FBI que es, como no, el encargado del caso y del que intuyo un oscuro pasado lleno de dolor que apacigua bebiendo whisky.)

La moza, llamada Jane Doe, (Jaimie Alexander) está totalmente desmemoriada pero  habla fluidamente chino (además en variedades dialectales),  pega  mamporros a diestro y siniestro con mucha elegancia cuando le tocan la moral y sabe usar armas de fuego (por lo menos una Sig Sauer P226r que es la que le toca en el capitulo piloto) con puntería quirúrgica.

A partir de aquí, la serie nada en  lugares comunes en esta clase de series: Procedimentales de acción pero con una mitología propia  de fondo, y jugueteando entre la tensión sexual no resuelta de los protagonistas y  la duda entre si ella es de fiar y su implicación en la serie de hechos delictivos que se van concatenando y cuyas únicas pistas se encuentran en los tatuajes de la chica, a la vez que se explota su debilidad en contraste con la fuerza bruta de su entrenamiento (las chicas duras también necesitamos….cariño.)

Blindspot - Season Pilot
Disculpe, ¿el mostrador para facturar?

La serie no está mal, aunque  no es resultona, ni sorprendente, pero es entretenida.

Por lo menos yo le voy a dar la oportunidad de descubrir quien es Jane Doe.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s